≪ Actualidad

ZONA MIXTA

afoto novedad

Rubén Ramos expuso en zona mixta los motivos que originaron la derrota del CD Alcoyano frente al Reus. "La primera parte, hasta el gol, creo que éramos superiores, con dos o tres ocasiones claras. Yo he tenido una opción similar antes de su gol, ha rebotado en Álex y su portero la para con el pie. La nuestra rebota en Óscar y se mete", apuntó. Asimismo, profundizó un poco más en la cuestión y apostilló que "hemos tenido en la primera parte ocasiones para adelantarnos y ellos han tenido esa pizca de suerte en un rebote que iba fuera y rebota en Óscar y entra. En la segunda hemos salido animados, con ganas de empatar, y en un error nuestro nos meten el segundo", añadió. 

El mediapunta madrileño explicó lo sucedido en la segunda mitad, donde el equipo no fue el mismo que en el tramo inicial: "Cuando nos meten el segundo gol el equipo se ha partido un poco y no hemos estado bien los últimos veinte minutos del partido". En cuanto al sentir del vestuario, admitió que están "jodidos, puesto que para nosotros era una final hoy, si ganábamos estábamos ahí. La semana que viene no queda otra que ganar al Barça B y ya estamos pensando en ellos", reveló. 

Por su parte, Óscar López detalló cómo se produjo la acción en la cual se adelantó el Reus. "Ha sido una jugada de mala suerte, con el resbalón de Navarro. Luego el central ha chutado y yo estaba en la trayectoria del balón, me ha tocado y se ha desviado despistando a Marc", especificó. Según el central, hasta ese instante el Alcoyano estaba "bien, generando juego y creando ocasiones". Por ello, aseveró que el castigo fue injusto. "El golpe ha sido duro porque estaba cerquita del descanso. En la segunda hemos salido bien, con posesión, haciendo ocasiones y el segundo gol sí que nos ha hecho mucho daño", dijo.  Del mismo modo, incidió en los pequeños detalles: "Hemos tenido fases muy buenas y los errores nos han penalizado. Ha habido buenas ocasiones que no se han materializado y ellos lo que han tenido, lo han metido". Por ello, también declaró que "esto es un partido de pequeños detalles. Si las pocas que tienes las metes, ahí está la diferencia", manifestó. 

No obstante, el análisis global de las jornadas y el calendario deja a Óscar López una perspectiva optimista. "Nos venía un Tourmalet bastante importante y lo estamos solventando bien". Así las cosas, su mente ya está en el siguiente escenario: "El domingo tenemos un partido muy importante contra el filial del Barça en el que necesitamos a la afición al máximo, como en los últimos encuentros, para sacarlo adelante y seguir en la dinámica". Para López todavía no hay nada decidido y "van a pasar muchas cosas en la clasificación. Todo el mundo se juega algo, tanto por arriba como por abajo", zanjó.