≪ Actualidad

LA CRÓNICA (CD ALCOYANO 4-CD ELDENSE 2)

afoto novedad

Las tardes de fútbol en El Collao reúnen diversos elementos que las hacen mágicas. El duelo ante el Eldense así lo certificó y, por si fuera poco, coloca al CD Alcoyano segundo en la tabla a un punto del Ebro, sorprendente líder del Grupo III de Segunda B. El partido tuvo de todo, pero sobre todo muchos goles y pasión. El equipo de Toni Seligrat nunca vio peligrar su victoria, ni siquiera en los más de cincuenta minutos que estuvo con uno menos sobre el terreno de juego por la expulsión de Tomás Ruso. Inquietud y respeto, eso siempre. La lectura, en esos instantes, fue la correcta y no se renunció a persistir con la misma identidad que con once. El preparador de Torrent adaptó a sus 'indomables' a cada uno de los escenarios del choque. 

El arranque del CD Alcoyano fue bueno, llevando el peso del partido. Y como siempre, la estrategia apareció sobre el tapete verde. Álvaro botó una falta lateral, el esférico salió reachazado a la frontal y ahí Jose García engatilló para encender la chispa. El gol sirvió para generar más confianza. 

Al filo del descanso Tomás Ruso vio la segunda amarilla por una falta en la disputa de un balón dividido. El Deportivo se quedó con diez y eso implicaba reorganizar varias parcelas. Fran Miranda retrasó su posición y tras la reanudación Jorge Hernández dejó su lugar a Mario Arques. El alicantino, prácticamente en su primera acción, anotó el 2-0 tras asistencia de Jose García. Sin embargo, el Eldense respondió rápido por mediación de Esteban después una pared con Armero. 

Seligrat movió el banquillo en la parte final del encuentro. La entrada de Ángel, siempre providencial, acabó por concederle otra alegría al futbolista de Sax. Álvaro cortó de cabeza y Gato sirvió un centro medido para el canterano. Frío y calculador, Ángel controló y de tiro cruzado batió por bajo a Sergio. A renglón seguido, nuevamente, el Eldense recortó distancias en un envío de Antonio al interior del área que, a priori, no revestía mayor peligro. No obstante, nadie acertó a tocar una pelota que acabó entrando en la jaula del CDA. Todo sucedió casi sobre la bocina. Pero hubo más. Gato sorteó a tres rivales, en un arranque de casta, y alcanzó la línea de fondo. Allí fue derribado y el colegiado señaló la pena máxima. Jony, con pierna derecha, engañó al meta del Eldense y certificó el triunfo final. 

El siguiente escenario para el Deportivo será el Montigalà de Badalona (domingo 16 a las 17 horas). El conjunto escapulado, al igual que el Alcoyano, también se halla invicto tras ocho jornadas de competición.