≪ Actualidad

LA CRÓNICA (CD ALCOYANO 3-UE CORNELLÀ 1)

afoto novedad

No era un partido fácil y el CD Alcoyano maduró su pieza hasta cobrársela del mismo modo que lo ha efectuado en las últimas jornadas en casa. Sin perder la calma y con persistencia encontró la veta por la que apurar sus opciones de victoria. Lo hizo en la recta final, pero los goles pudieron llegar con anterioridad. El hilo argumental no ha cambiado en El Collao y siempre con el mismo desenlace: victoria. 

En la primera mitad el Deportivo no obtuvo muchas facilidades de su rival. Aun así Liberto, Luismi y Navarro no conectaron sus acciones entre los tres palos. El Cornellà tampoco inquietó en exceso a los de Palop. Alguna acción aislada y poco más reseñable. 

Hubo que esperar a la segunda mitad para que los incondicionales seguidores blanquiazules vieran moverse el marcador. Carles Salvador, con mucha presencia a lo largo de los noventa minutos, estrelló un latigazo en el travesaño. Liberto, siempre atento a cualquier resquicio, recogió la pelota suelta y la envió al fondo de la red. El marcador hacía justicia a los insistentes acechos del Alcoyano. No obstante, la respuesta del Cornellà fue rápida y en la siguiente acción David, de testarazo, equilibró la contienda. 

Desde ahí hasta el final el CD Alcoyano moldeó su fútbol, siendo práctico y fiel a su identidad hasta que completó su reacción. Alfaro, con un disparo a la cepa del palo tras una brillante galopada, o Luismi bordeaban situaciones de gol. Sin embargo, no había fortuna para el anhelado premio. Esa fórmula de no cejar en el empeño acabó por ser generosa con el equipo alcoyanista. Cerca del minuto 90, Alfaro, siempre vertical, metió un centro medido a la cabeza de Fall. El africano peinó a la perfección y llevó el éxtasis a la grada. Otra vez el Deportivo tiraba de su emblema, la moral, para no rendirse. 

Borja, por su parte, se unió a la fiesta. El abulense, que reapareció ayer tras muchas semanas en el dique seco, resolvió con maestría una jugada personal. Disparo ajustado y diana. Justicia para un futbolista que ha padecido un calvario por culpa de las lesiones en la actual singladura. 

El definitivo 3-1 final corroboraba que el Alcoyano esta temporada ha hecho de su feudo un auténtico fortín. Ahora habrá que apurar hasta el final y sin margen, siempre dependiendo de terceros para colarse en una plaza de play-off. Por lo pronto, clasificarse para la Copa del Rey ya está más cerca.