≪ Actualidad

LA CRÓNICA

afoto novedad

Vencer y convencer. Bajo ese prisma afrontaba el partido el Deportivo Alcoyano su compromiso ante el CE L’Hospitalet. Y cumplió con su idea de plasmar sobre el terreno de juego el concepto futbolístico que otras veces no quiso verse corroborado en el césped. Ayer el conjunto blanquiazul encontró la veta sobre la que explotar sus recursos. El equipo funcionó como un reloj en todos los aspectos: presión, robo, circulación, último pase y definición. Además, las diferencias con la afición quedaron olvidadas. La unión y mirar todos en la misma dirección fortalece los valores de la entidad alcoyanista. Arrancó eléctrico el Deportivo y a las primeras de cambio se encontró con un penalti. Rubén Ramos ingresó en el área y Castell llegó tarde a la acción, haciendo una falta que le costó cara a los suyos. Yacine tiró de galones y lanzó desde los once metros. Con su zurda colocó el esférico cerca del palo derecho y abajo. Inicio redondo para aplacar los ánimos y favorecer la tranquilidad. 

No obstante, el Hospi reaccionó pronto. Rubén Carreras se inventó un zapatazo desde el perfil izquierdo, que obtuvo una gran respuesta de Marc. El meta, que recuperó la titularidad tras dejar atrás sus dolencias, sacó una manopla espectacular y envío la bola a saque de esquina. Sin embargo, el Alcoyano respondió con Alfaro. Su tiro cruzado esta vez no quiso encontrar puerta.

Se acercaba el final de la primera mitad. El Alcoyano tenía controlado el partido y las pocas acometidas de su rival eran abortadas con facilidad. Otra vez Rubén apareció para canalizar en los metros finales. Sirvió un balón a Mode para que éste asistiera desde la línea de fondo a Navarro. El de Novelda apareció para cabecear al fondo de la red. Gol psicológico en todos los sentidos. Con el 2-0 se alcanzó el túnel de vestuarios, aunque no había que bajar los brazos.

La lección estaba aprendida del choque contra la Pobla. De este modo, el Deportivo salió a espantar viejos fantasmas y a mantener su regularidad en el encuentro. Lo logró con creces. El bloque salió intenso y Borja, incisivo como siempre, puso un balón medido para que Yacine, en plancha, conectara un testarazo certero para rubricar el 3-0. El partido estaba visto para sentencia. Todavía hubo opciones para algún gol más, pero el marcador ya no se movió. Ahora toca pensar en el Olot y disfrutar del momento. Los seguidores blanquiazules ya tienen su regalo de Reyes por adelantado. Seguro que vendrán más. 

FICHA TÉCNICA

CD Alcoyano: Marc; Mode, Mongil, Mario, Navarro; Alfaro, Julio de Dios (Javi Rubio, min. 74), Fran Miranda, Borja Sánchez; Rubén Ramos (Carles Salvador, min. 91) y Yacine (Devesa, min. 84).

CE L’Hospitalet: Aulestia; Óscar, Aleix Coch, Savall, Castell; Guzmán, Miki, Javi Pérez, Rubén Carreras (Boris, min. 59); Raúl Torres y Collado (David López, min. 59).

Árbitro: Monter Solans (colegio aragonés). Amonestó a Borja Sánchez en el Deportivo y a los visitantes Castell, Javi Pérez, Óscar Sierra y Aulestia.

Goles: 1-0, Yacine (min. 4, penalti); 2-0 Navarro (min. 42); 3-0 Yacine (min. 54).