≪ Actualidad

LA CRÓNICA (RCD ESPANYOL 1-CD ALCOYANO 0)

El CD Alcoyano no pudo despedir el 2015 tal y como deseaba. El castigo, severo e inmerecido, se produjo en la segunda mitad en una acción a pelota parada. El choque estaba predestinado en ese instante para que los alcoyanistas sumaran, al menos, un punto en la Ciutat Esportiva Dani Jarque. No obstante, esa pizca de fortuna en los metros finales socavó cualquier intento de volver de vacío a Alcoi. Es la asignatura pendiente para el nuevo año.

Durante los primeros veinte minutos el Alcoyano se sintió cómodo, con posesión y circulación de balón. Luego pasó por distintas fases, aunque en la parte final el conjunto blanquiazul apretó a los pericos en su campo. Tanto Alfaro como Borja entraban en acción en los flancos y el hecho de apostar por dos referencias, con Yacine y Álex Rubio, le dio al equipo un perfil consistente a la hora de posicionarse sobre la zona de tres cuartos. En el eje de la zaga, el bloque quedó conformado con Fran Miranda y Víctor Mongil. Ambos apenas pasaban apuros, a excepción de alguna pequeña imprecisión del extremeño que fue abortada por Jero y sin consecuencias negativas.

Álex Rubio pudo marcar de haber conectado un esférico que le llegó al interior del área. Su intento acabó en saque de esquina. Glauder se anticipó al punta del Deportivo y evitó que éste lo conectara con precisión.

En la segunda mitad, Andrés Palop introdujo de inicio un cambio obligado. Julio de Dios, con un golpe en la rodilla, dejó paso a Carles Salvador. El esquema táctico siguió fiel al dibujo presentado en el capitulo inicial.

Marc Navarro avisó de las intenciones del Espanyol B en el lanzamiento de una falta. Jero, atento, se estiró para sacar la manopla al tiro que iba a abajo y abortó la ocasión de los pericos. Poco a poco el Deportivo recuperó los síntomas de la primera mitad. Álex Rubio, incisivo en el día de ayer, trató deshacer el equilibrio sin goles. Primero en un tiro raso que, un poco escorado, cruzó en exceso. Posteriormente, enganchó una bola en carrera que no encontró portería por poco. Su latigazo acabó en el lateral de la red.

ESPANYOL 1-CD ALCOYANO 0

Y entonces llegó el mazazo. Marc Navarro cabeceó a la salida de un saque de esquina y la clavó en la escuadra. Tocaba remar a contracorriente y reaccionar con poco tiempo por delante. Abraham y Mode ingresaron en el terreno de juego. Con todo, fue imposible equilibrar el partido. Se asumieron riesgos que a punto estuvieron de generar el segundo para el Espanyol B, pero había que hacerlo así.

A partir de ahora hay que hacer frente al 2016 y pensar que habrá dos encuentros consecutivos en casa ante Hospitalet (3 de enero en El Collao a las 17 horas) y ante el Olot. En ese escenario debe haber un punto de inflexión. Es propicio y toca que pensar que, pese a que se han sufrido muchos golpes, no se está tan lejos del play-off. Cinco puntos en Segunda B no son un mundo.