≪ Actualidad

ZONA MIXTA

afoto novedad

Jesús Alfaro corroboró sobre el terreno de juego, una vez más, que está enchufado de cara al marco contrario. El onubense encuentra puerta con facilidad y eso lo agradece el equipo. Al respecto, señaló que "si puedo ayudar de esa manera, con goles, pues bueno mejor todavía". Con todo, su nivel de exigencia apunta a lo colectivo por encima de lo individual: "Una pena que se hayan escapado los tres puntos, aunque lo importante es que seguimos sumando y además en un campo difícil". 

Con respecto al papel que asumió el equipo de salida, argumentó que sabían que el Villarreal B "iba a dominar y teníamos que esperar nuestras oportunidades". Y así fue. Cuando Alfaro cazó la suya, clavó el balón en la escuadra por el ángulo corto. Sin titubear, no le tembló el pulso para definir con una genialidad de las suyas.  

No obstante, Alfaro y el grupo son inconformistas incluso en casa del líder. Por este motivo, matizó que "cuando te empatan en el ochenta y tantos se te queda ese sabor agridulce de que se han escapado dos puntos. Lo positivo es que no hemos perdido y lo que sumamos". El jugador blanquiazul fue más allá en su diágnostico y formalizó un análisis global de los resultados del presente año: "Cuatro victorias y dos empates en el 2016 y ojalá sigamos con esa dinámica de aquí a final de temporada que asegure nuestro objetivo".

Alfaro no olvidó a los aficionados que realizaron el esfuerzo de desplazarse a Villarreal en sus vehículos particulares. "Se agradece que vengan a acompañarnos a pesar de los condicionantes y que sigan apoyándonos así", dijo. Al menos, cerca de un centenar respondieron con efusividad ante el juego práctico y brillante de los suyos. 

A partir de ahora restan tres meses y medio de competición, donde todos los equipos van a jugarse algo tanto por arriba como por abajo. Eso, si cabe, dificultará más las intenciones del Deportivo. Sin embargo, Alfaro subraya que ahora habrá "trece partidos y trece finales que hay que jugar al máximo". 

Por su parte, Fran Miranda, opinó de forma similar a Alfaro respecto a lo sucedido en Villarreal: "El vestuario está tocado porque habíamos encarrilado el partido y estaba de nuestro lado. Eso habla de la ambición y de las ganas que tiene este grupo". A su vez, añadió que "si lo pensamos friamente, veníamos al campo del líder y hay que tomarlo como algo positivo, pero veíamos que podíamos ganar el partido y suponía un salto importante", observó. Pese a ello, afirmó que "si le ganamos al Lleida, este punto nos dará mucho".  Ahora la meta siguiente es el rival que visitará el domingo a las 17 horas El Collao: "Estamos pensando en el Lleida porque es un partido importante donde hay que dar la cara. Vamos a competirlo", comentó

Miranda destacó que habían tenido "las ocasiones más claras, aunque no es menos cierto que ellos han llevado la manija del partido, aunque hemos podido ganarlo", reveló. Bajo ese anhelo de inconformismo, fue más preciso: "Queremos hacer algo importante esta temporada. Si queremos estar entre los cuatro primeros debemos ganar en casa y sacar puntos fuera, puesto que la primera plaza está bastante clara y el resto bailará entre cinco y seis equipos", zanjó el mediocentro extremeño.