≪ Actualidad

SALA DE PRENSA

afoto novedad

Andrés Palop, fiel a su ambición, no estaba del todo satisfecho con el punto logrado en Villarreal. Y eso que enfrente se encontraba un equipo con una solvencia económica muy superior a la del CD Alcoyano. Sin embargo, un empate sobre la bocina impidió que el CD Alcoyano derrotara al líder en solitario de la competición. Sobre el escenario inicial del encuentro, el de L'Alcúdia explicó que "el planteamiento había sido el que queríamos". "El equipo que teníamos enfrente te exige y tiene mucha movilidad, por eso debíamos intentar que esos espacios se redujeran". Con todo, declaró que estuvieron "muy cerquita de llevarnos los tres puntos y al final nos queda ese sabor amargo". 

Siguiendo el mismo hilo argumental, apuntó que estaban "contentos porque hemos sacado un punto, pero con sabor agridulce ya que somos ambiciosos". Así las cosas, relató que el vestuario estaba pensando "más en lo que podía haber hecho para lograr los tres puntos que en el punto conseguido". A pesar de ello, subrayó un mensaje que refuerza el esfuerzo y sacrificio del grupo: "Venimos de dos salidas consecutivas sin perder y eso es importante también.

Cuestionado por el aire que impidió por momentos que el juego fuese más vistoso, Palop manifestó que "el balón era de diferentes características, se mueve más y tiene mucho menos control". "Hace que te equivoques un poquito más y que no tengas precisión", precisó. 

Para Palop estamos ante una carrera de fondo, donde la intención es perfeccionar la evolución del proyecto en cada momento para elevarlo a un nivel superior. De este modo, ratificó una frase manida no exenta de sentido: "Vamos partido a partido y no hay que pensar más allá. Nuestra ilusión y objetivos sabemos cuáles son. Veremos eso hacia dónde nos puede llevar". Además, indicó que para que esta racha continúe "hay que trabajar mucho y corregir situaciones que son mejorables".

Por otro lado, en el mercado de invierno el Deportivo ha incrementado su elenco de futbolistas y en la actualidad se manejan muchas más posibles alternativas. Palop es consciente de que nadie sobra, sino todo lo contrario. En esa diversidad reside la clave para llegar lejos. "Tenemos que tomar decisiones y ellos saben que son complicadas. Hoy están fuera y mañana pueden estar dentro. No se pueden relajar y no pueden pensar que no son importantes. Siempre he demostrado que importante es toda la plantilla. Todos tienen minutos y su oportunidad. Los que hoy no han podido entrar estarán en próximas citas ayudándonos. Si somos capaces de conseguir lo que queremos, todos se van a sentir partícipes de ello", resumió Palop.