≪ Actualidad

La crónica. C.D. Alcoyano - Lleida Esportiu T.C.F.

afoto novedad

Increible partido el vivido en el Collao en la tarde del domingo. Cuando todo parecía perdido apareció la magia del teatro de los sueños alcoyanista para llevar al equipo en volandas al triunfo, llegando al extasis total con el gol de Rubio en el minuto 89.

El Deportivo arrancó el partido con una muy buena actitud, presionando arriba y teniendo presencia en campo rival, aunque no se puso en aprietos al guardameta visitante. Pero la diosa fortuna parecía que nos daba otra vez la espalda, cuando en la primera oportunidad que el LLeida se metía en campo rival con pelota controlada, el balón quedó muerto dentro del área y apareció Bañuz con una parada milagrosa, pero tras varios rechaces en los que la defensa del Alcoyano no pudo despejar el esférico, Juanto fusilaba la portería alcoyanista en la frontal del área pequeña.

Volvían a aparecer los fantasmas en el Collao, al equipo le costó recuperarse del golpe sufrido y los visitantes se encontraban más comodos en el campo. Los blanquiazules intentaban inquietar la porteria de Pau sobre todo a balón parado, y en una de esas acciones de estrategia vino la oportunidad más clara del Deportivo en la primera mitad. Un centro desde la esquina de Oscar Díaz, fue peinado por Lino y el esférico golpeó en el travesaño cuando todo el mundo cantaba ya el gol, el rechace le cayó a Barreda pero no pudo controlar la pelota para empujarla a la red.

El equipo luchaba con todas sus fuerzas para conseguir el empate antes del descanso pero se llegó al final de los primeros 45 minutos abajo en el marcador. Los jugadores entraban a vestuarios con signos evidentes de cansancio por el estado del terreno de juego, ya que la lluvia caida durante todo el día en la ciudad, y tambien durante el transcurso del partido hacían que el verde estuviera más pesado de lo habitual.

Tras los 15 minutos de descanso, el equipo saltó al campo con la intención de por lo menos conseguir un punto. El ecuatoriano Lino era el que más mordiente le ponía a la zona ofensiva del deportivo, con su lucha incansable tanto en la presión como intentando poner en apuros al meta rival. Precisamente una jugada del ecuatoriano por banda izquierda con un centro al área, fue despejada por Oriol pero el balón le cayó a Oscar Díaz que tras bajar el esférico, conecto un disparo ajustadisimo al palo, en el que no pudo hacer nada Pau. Llegaba el empate y el equipo empezó a pensar que se podía llevar los 3 puntos.

La afición conectadísima todo el partido con el equipo, empezó a empujar todavía mas. Cabe destacar que las Peñas más representativas del Deportivo como son: Huestes Blanquiazules, Frente Batoy, Planes, Lateral Centraet.... hicieron una quedada antes del partido y se apiñaron todas en el mismo lugar del campo para hacerse oir todas juntas más todavía. 

Pero lo mejor estaba por llegar, aunque pudo llegar antes tras una buena jugada de Lino que abrió el esférico a Nieto en banda derecha, y el centro de este último fue rematado de cabeza desde el punto de penalti por el ecuatoriano pero el balón no cogió la dirección de la portería. Parecía que tras esa oportunidad marrada era dificil ganar el partido pero la magia de el Collao nos tenía preparada el truco final. Cuando el crono se acercaba al minuto 90, un espectacular cambio de juego de Barreda para Vicente, que tenía las piernas frescas, fue aprovechado por el extremo para poner el centro al área. El despeje forzado del meta visitante le cayó a Bryan Reyna que intentó rematar de primeras, con tan mala fortuna que el estado del terreno de juego le hizo resbalar sin golpear bien la pelota, pero ese resbalón habilitó a Rubio que estaba en el segundo palo y fusiló la porteria contraria, alojando el balón en el fondo de la red.

El delirio llegó a las gradas de el Collao, todo el equipo se fue a celebrar el tanto a esa grada donde se habían agrupado hoy todas las Peñas del Deportivo, haciendo una piña entre aficionados y jugadores como hacía tiempo que no se vivía en el teatro de los sueños alcoyanista. Se veían lagrimas en el rostro de los aficionados del Deportivo, fruto de tanto sufrimiento vivido durante toda la temporada. Desde el gol hasta el pitido final el campo fue una fiesta, la afición de 10 durante todo el partido apretó con todas sus fuerzas para darle ese impulso a los jugadores con claros gestos de cansancio. Cuando el arbitro señaló el final del encuentro llegó la merecida ovación a los futbolistas que se habían dejado la piel en el terreno de juego durante los 90 minutos.

Gran victoria que esperemos que cambie la dinámica del equipo y les haga coger confianza para el derbi de la próxima jornada en el Rico Pérez.

 

C.D. Alcoyano: Bañuz, Barreda, Navarro, Primi, Hermosa, Omgba, Nieto(80' Vicente), Anaba( 61' Rubio), Braulio(75' Bryan),Oscar Díaz, Lino.

Lleida Esportiu T.C.F. : Pau Torres, Dalmau, Oriol, Tano, Soriano, Carbonell, Ferran, Xemi, Pedro, Juanto, Mousa(77' Iván).

El colegiado del encuentro amonestó a Oscar Díaz, Omgba y Rubio por parte de los locales. Por los visitantes vieron cartulina Pedro, Oriol, Carbonell e Iván.

Fotografías de Silvia Calatayud.